Mentalidad digital

¿Estamos preparados para una transformación digital?

Primeramente deberíamos preguntarnos qué es eso de la transformación digital. A veces pensamos que transformar nuestra empresa digitalmente es tener las últimas aplicaciones, los últimos dispositivos y las últimas herramientas tecnológicas de gestión, y así nuestra empresa ya se ha transformado. Esto no es así, la transformación digital como “casi” todo en la vida y como siempre me dice mi querido Francisco Alcaide @falcaide no es el “qué” si no el “para qué”.

Está enfocada en usar la tecnología para conseguir los objetivos, por eso tiene que ir alineada con nuestro plan estratégico. No es tener todas las herramientas sin saber para qué o tener una que pretendamos que lo haga todo; eso no es transformación digital, a eso yo lo llamaría caos digital.

¿Cómo se consigue la transformación digital?

Para que se llegue a materializar tiene que haber un cambio de mentalidad en las personas que formamos las empresas. Tanto de actitudes como de aptitudes. Si lo que queremos es conseguir los resultados, y sabemos que para ello necesitamos cumplir con nuestro plan en el que está incluido la transformación digital, debemos tener una actitud de cambio positiva, y por supuesto desarrollar aptitudes para saber utilizar los medios tecnológicos a nuestra disposición.

Nosotros cuando visitamos empresas lo primero que les preguntamos es sobre su manera de trabajar, como se comunican entre ellos, como gestionan toda la documentación que reciben y como es el día a día con su correo electrónico, para así adaptarnos a esta manera de trabajar y que saquen partido de nuestra herramienta.

postx

Cuando según lo que nos han dicho les decimos que podemos solucionarle un problema de una manera determinada y así podrían trabajar mejor, ser más productivos, eficientes y que también los miembros de su equipo se verán beneficiados, trabajarán más a gusto y todo esto se verá reflejado en la cuenta de resultados, la primera reacción es la sorpresa, porque descubren ya no sólo el qué, si no que alguien les está explicando el para qué.

En ocasiones la segunda reacción en frío es: “ya….pero es que aunque lo que tengo sea un caos, ahora mismo prefiero lo que conozco y ya veré como vamos tirando.” Esta respuesta a mi particularmente no me sorprende para nada porque los seres humanos somos así, muchas veces preferimos el caos de lo que conocemos que cambiar para evolucionar y crecer, lo nuevo siempre asusta.

Por este motivo aunque les proporcionemos a nuestros equipos todas las herramientas a su disposición no conseguiremos la transformación digital; para que esto ocurra necesitamos un cambio de mentalidad en nuestras empresas que se consigue con actitud positiva y con el desarrollo de aptitudes.

El Viernes pasado acudí a la presentación del libro de Marta García Aller, @GarciaAller “El fin del Mundo tal y como lo conocemos”, en el libro recopila cuantiosa información sobre los cambios más importantes que se están produciendo y se producirán en las próximas décadas en muchos campos de la actividad humana. Marta decía que todos los cambios que se avecinan necesitan un cambio de mentalidad, estar abiertos a todo lo que viene y no encerrarnos en lo que ya tenemos, y para eso a veces es necesario resetear. Lo que hagamos con toda esta tecnología depende de nosotros y tenemos la posibilidad de utilizarla para nuestro beneficio”. 

Realidad en las empresas

A muchas empresas les ofreces una herramienta que les solucionaría gran parte de sus problemas de gestión y comunicación para dejar de realizar tareas que esta herramienta tendrían que hacer por ellos, ser más productivos, y hacerles la vida más fácil, pero les cuesta ese cambio y a veces prefieren quedarse como están; porque el cambio requiere de nuevas aptitudes, de aprender, de evolucionar. Es el cliente quien decide si quiere quedarse en su zona de confort con lo que ya conoce, o evolucionar para crecer.

P.D: Normalmente te dicen esto que os comentaba: ya….pero es que aunque lo que tengo sea un caos ahora mismo…prefiero lo que conozco y ya veré como vamos tirando. Y al mes te llaman para pedirte que vuelvas y les expliques de nuevo como era eso de que podías mejorar su manera de trabajar.

En las carreras a veces hay que arriesgar y ser valiente para conseguir el objetivo, como todos sabemos el ser valiente a veces no es fácil porque requiere un cambio, y todo cambio nos produce desconfianza e inseguridad, pero y si tuviesemos la certeza de que si lo haces tendrías muchas más posibilidades de ganar, ¿Lo harías?

Si quieres suscribirte al blog para que te llegue el contenido de primero, comentar o compartir, adelante, estaré encantada y agradecida de que lo hagas.

Xisela Aranda, CEO de Mailbor

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s